Cronek, luz con estilo propio